.

.

26 abril 2010

Misplaced Childhood


Marillion - Misplaced Childhood - 1985

Misplaced Childhood, grabado en 1985, es uno de los mejores discos de la década del ochenta, es el mejor disco de Marillion y significó un antes y un después dentro del rock progresivo.
En aquellos años Marillion ya había grabado: “Scrip of a Jester´s Tear” y “Fugazzi”, y era un grupo más dentro de la escena neo prog. Liderados por el carismático frontman, cantante y letrista, Fish, por muchos motivos nunca les faltaron las comparaciones con Genesis de la época de Peter Gabriel, o con Peter Hammil. Pero con “Misplaced Childhood” los músicos de Marillion no sólo demostraron no ser meros imitadores de Genesis, sino que en pleno auge del pop y cuando parecía que el rock progresivo iba a desaparecer (ya que los trabajos de los grandes grupos de los ´70 estaban lejos de ser grandes obras) apareció este disco que logró dejar una huella importante en la historia de la música, y hoy es considerado un clásico y pieza esencial dentro del rock progresivo.
“Misplaced Childhood” es una gran historia unida a una gran interpretación musical. Su mayor logro es poder combinar lo elaborado del rock sinfónico con el lado más pop de las melodías. Los temas están enlazados magistralmente a modo de obra conceptual. La perfecta integración de las partes instrumentales con las letras está lograda mediante un delicado equilibrio entre belleza y dolor y por la natural fluidez con la que se unen las canciones para lograr un todo estructural perfecto. Las letras excelentes, son un pura poesía, el tono es totalmente melancólico y triste, haciendo siempre un guiño al pasado, ya que tratan sobre la pérdida de la niñez, la inocencia y el amor, la fama y la bajada a los infiernos, y la nostalgia de ver pasar la juventud.
Para destacar la portada de Mark Wilkinson cargada de símbología de la que se hace referencia en las letras (el niño descalzo, la urraca, el arco-iris, la flor).
A partir de este disco se les considera auténticos precursores del movimiento conocido como neo-prog, y con este trabajo, Marillion alcanzó su plenitud en los años ochenta.
Niñez Extraviada.
El disco da comienzo a partir de una suite conformada por cinco canciones. En “Pseudo Silk Kimono” una lejana introducción de teclados, misteriosa y solemne, y la intensa voz de Fish nos llevan directamente a la historia de esta obra. Es el espíritu de la infancia extraviada que le habla a su mente…
El brillante riff de guitarra del siguiente tema se une a continuación: "Kayleigh", el único tema con formato de canción, fue el hit single que sonó en todas las F.M. y permitió que Marillion fuera un éxito en todo el mundo. Se trata de una canción autobiográfica de Fish que cuenta una historia sobre un amor no correspondido. Su melodía es muy pegadiza y el solo de guitarra de Steve Rothery, memorable al mejor estilo David Gilmour, es simplemente espectacular. Sin interrupción se pega un pianito simple pero precioso, para dar paso a la balada “Lavender”, una canción llena de belleza y sentimiento.
Luego “Bittter Suite”, canción dividida en cinco partes. Esta suite nos lleva desde una oscura narración a un final de carácter épico que repite la melodía de “Lavender”, para cerrar con la maravillosa “Heart of Lothian”, tema compuesto de dos partes, que hace alusión a las tradiciones escocesas. la primera parte, o sea el lado A del disco de vinilo original se cerraba con este tema, y el lado B comenzaba a toda percusión con “Waterhole (Expresso Bongo)”, el tema menos trascendente de la obra. “Lords of the Backstage” se engancha a continuación con un ritmo pegadizo que da paso a otro momento de gran intensidad musical, la suite de cinco partes llamada “Blind Curve”. Aquí Fish nos cautiva con melodías brillantes que fluyen por encima de las geniales texturas que parten de los teclados y se mezclan con climas acústicos oscuros. Mark Kelly es el creador de esas atmósfera sutiles y ligeras, perfectamente acopladas a las guitarras de Steve Rothery (genial a lo largo de todo el disco) quien es el mayormente responsable de las partes instrumentales más impresionantes de este suite y de todo el álbum en general.
La siguiente canción tiene nombre en forma de pregunta “Childhood End?”. Sobre un ligero punteo de guitarra y un pegadizo riff de bajo, base de esta canción, se desarrolla una parte de la revelación del relato
El último tema, “White Feather”, cierra con fuerza y optimismo esta obra maestra que ha conseguido a través de los años dejar su selo de atemporalidad.

“Y era ya de día, y me encontré lamentándome por una infancia que creí perdida.
Miré por la ventana y vi una urraca en el arco iris, había dejado de llover.
No estoy solo, me giré hacia el espejo, y te vi, al niño que una vez amé,
el niño de antes de que le rompieran su corazón, nuestro corazón, el corazón que creí perdido.
¿Oye tú, te has sorprendido?, sí, más que sorprendido de saber que las respuestas a las preguntas
estuvieron siempre a simple vista....Entonces veo que soy yo, que puedo hacer lo que sea y que todavía soy el niño, porque lo único perdido fue el rumbo y lo reencontré.
No hay final para la infancia, porque eres mi amigo de la infancia, condúceme".

Voz: (Derek William Dick) Fish
Bajo: Peter Trewavas
Batería: Ian Mosley
Teclados: Mark Kelly
Guitarras: Steve Rothery


                                    Fernando Gonzalez




                            

2 comentarios:

  1. Uno de los mejores discos de todos los tiempos y uno de mis tres máximos favoritos de Marillion, que a mi juicio personal (y de muchos otros) es una de las diez mejores bandas de la historia. Junto con The Beatles y Pink Floyd mi banda favorita. Cuando empecé a escucharlos, más allá de Laverder y Kayleigh que ya las había escuchado infinidad de veces, lo hice con el tema "Script for a Jester`s Tear" y quedé impactado, anonadado con esa fantástica pieza musical. Lo que falta es que vuelva a tener la masividad de años atrás que depués de la ruptura con EMI, se produjo una dismunución en su popularidad. Aún así y para mi, la banda más completa y talentosa de los últimos treinta años. También me gustan mucho Porcupine Tree, Radiohead y The Strokes de las bandas modernas.

    ResponderEliminar
  2. Escribí apurado, perdón por los errores tipográficos en algunas palabras.

    ResponderEliminar